<p style='margin:0px; text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> You need Adobe Flash Player to see this video<br><br> <a href='http://www.macromedia.com/go/getflashplayer' style='text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> Get the Flash Player</a></p>
Pesquisar em Vídeos, membros, eventos, arquivos de áudio, fotos e Blogs Procurar
jakeline ruiz
e.motion

Jakie Ruiz|Mexico

Cuando VERDADERAMENTE CREES que Dios NO tiene límites...Puedes tener la VALENTÍA para AVANZAR!


Minha Oração

La sana enseñanza no distorsiona la Palabra de Dios ni divide a la iglesia. Mas bien, une a los creyentes y edifica el cuerpo de Cristo para que sus miembros cuiden unos de otros y hagan |mais

Participar da Oração

Anúncios da comunidade


¿TU PREOCUPACION ES CRÓNICA? Feb 14, 2012 2 Comentários

Abrumados por el sufrimiento y la persecución, los cristianos del primer siglo fueron expusados de Jerusalén y dispersados por toda Asia. Muchos de éstos creyentes experimentaban sentimientos de angustia debido a posibles peligros o desgracias. Pablo les animó a que no se angustiasen. Él quería que se dieran cuenta de que no tenía sentido que cargaran con sus preocupaciones cuando podían echarlas sobre Dios. Hoy en día,la preocupación se ha convertido en ansiedad y existen muchos productos farmaceúticos para combatirla pero una píldora no puede aliviarla. Un poco de ansiedad es normal, pero la preocupación constante no lo es. Así que debemos entregare nuestras preocupaciones a Cristo porque Él tiene cuidado de nosotros. "Señor, tu nos ayuda a vivir en tu paz y en tu gozo. Nos das la fortaleza y el entendimiento para resistir la ansiedad, el enojo, la falta de paz, la envidia, la depresión, la amagura, la desesperación, la soledad, el temor y la culpa.Cuando estoy tentado a ceder ante ellas, me muestras Tu verdad porque sé que tienes una calidad de vida mejor para mi. Gracias Señor porque puedo llamarte en mi angustia, y cuando clamo a Ti, escuchas mi voz y me respondes. El gozo de conocerte llena mi corazón con felicidad y paz, en el precioso nombre de Jesús, amén